“No nos queda más que luchar”

Acción Global for Ayotzinapa en Los Angeles, enero 27 (Andre Medina)
Acción Global for Ayotzinapa en Los Angeles, enero 27 (Andre Medina)

Bajo una llovizna rociada pero persistente, la voz de Saira Rodriquez, hija de Nestora Salgado, fundadora y coordinadora de la policía comunitaria de Olinalá, Guerrero, reverberó entre decenas de velas y claveles afuera de la Catedral de Nuestra Señora la Reina de Los Ángeles, en conmemoración y protesta de los cuatro meses desde la desaparición de los jóvenes, indígenas, estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

El asunto era éste: “no nos queda más que luchar.” A través de una llamada telefónica, con voz trémula hablaba de la intimidación y las amenazas que ha recibido por exigir y organizar por la libertad de su madre, presa en un penal de máxima seguridad desde agosto de 2013.

Parada allí, tan lejos de Saira y tan lejos de Ayotzinapa, identifique aquellas palabras con los consejos y saberes que me sigue brindando mi familia, mi hxstoria y comunidad.

Palabras que nacen de una hxstoria y contexto de lucha constante, una lección comúnmente transmitida a través de generaciones y fronteras, de madre a hija, abuelo a nieto, de luchadxs social a joven esperanzado y estudiante hacía su pueblo.

Palabras que nuestras madres recitan para condenar condiciones laborales injustas y patrones que manipulan y explotan. Que se expresan a través de los ojos lúcidos que adornan los rostros de nuestros abuelos, que nos platican de su hambre por sobrevivir y vivir alimentado del campo y la tierra. Las palabras y silencios que decenas, cientos, miles de madres, familias, hermanos y compañerxs usan para denunciar la desaparición se su sangre, para articular su dolor.

Lucha. Memoria y lección que impregna nuestra piel, sazona nuestras lagrimas, nutre los surcos de nuestros campos y ayuda a brotar las flores y los arboles entre las grietas de nuestras ciudades urbanas.

La lucha aplastada, marchitada, agobiada, pero viva. Regenerativa, se resucita en las platicas con nuestrxs abuelxs sobre revoluciones frustradas, manifiestos olvidados, sueños congelados. Sobrevive la migración y despojo, retando corrupción, violencia y olvido.

A falta de tanto no nos queda más que la lucha.

Advertisements

Published by

bbautistanidia

Soy mujer que escribe, mujer que ama. Viviendo entre México, D.F. y Los Ángeles, California, soy perpetuamente una mujer y amante transfronterista. Soy la mujer que vive y piensa y algún día, como escribió Giocondo Belli, mis ojos encenderán luciérnagas.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s